547.000 euros para el Eje del Navia, que se financiará con el ‘peaje en la sombra’

navia.jpg

La actuación en la AS-12 se ejecutará en dos fases y permitirá acceder de una forma más rápida a la autovía del Cantábrico y el Hospital de Jarrio

 

Belén G. Hidalgo en El Comercio

 

La reparación de la AS-12, que enlaza Navia con el Alto del Acebo a lo largo de 67 kilómetros, da un paso hacia adelante. El Principado autorizó un gasto de 547.291 euros para contratar la asistencia técnica para la redacción de los estudios que permitirán lanzar el contrato de la concesión. Se financiará con el sistema conocido como ‘peaje en la sombra’. El Gobierno regional deberá determinar la viabilidad de realizar la concesión y si el pago se realiza en función del volumen de tráfico o si la concesionaria recuperaría la inversión en función del cumplimiento de otros indicadores, tales como el mantenimiento de la carretera.

 

Pero antes de la concesión, además del análisis de viabilidad, se deberán concluir el anteproyecto de construcción y explotación de las obras, el estudio de impacto ambiental y el pliego de prescripciones técnicas. Una vez superada toda esta tramitación, se someterá a información pública para su aprobación y, si el resultado es positivo, se sacará a licitación la concesión, con dos fases.

 

Ejecución en dos fases

 

La actuación supondrá una inversión de 180 millones de euros y se completaría en 2030. El Principado calcula que la primera fase se desarrollaría entre 2021 y 2023. En este periodo se llevaría a cabo el acondicionamiento general de los 43 kilómetros entre Boal y Grandas de Salime, que representa el tramo más deteriorado, con el objetivo de reducir a la mitad el tiempo de recorrido actual.

 

En una segunda fase, que se prevé ejecutar entre 2026 y 2030, se adecuarían los tramos entre Grandas de Salime y el alto del Acebo, actuando sobre 15 kilómetros, y entre Navia y Boal, que implica actuar sobre 24 kilómetros.

 

Las obras en la AS-12, la carretera que comunica Navia y Grandas de Salime, supondrá una mejora importante para los vecinos de la comarca del Alto Navia. Se había intervenido previamente en el tramo Navia-Boal, pero quedó pendiente el resto de la carretera. La vía, estrecha y con un trazado que resulta especialmente peligroso debido a las curvas, constituye la conexión de los concejos de Boal, Illano, Pesoz y Grandas de Salime- con la A-8, la autovía del Cantábrico.

 

Además, con el acondicionamiento de esta carretera, los vecinosd el Alto Navia reducirán casi a la mitad el tiempo que emplean en los desplazamientos al hospital comarcal de Jarrio, en Coaña. En la actualidad invierten cerca de dos horas en realizar este trayecto de menos de setenta kilómetros. Una vez finalizada la intervención, podrían cubrir esta distancia en apenas 45 minutos.

Anuncios