«No somos los únicos que estamos en el universo»

44200539--624x468.JPG

El cosmonauta ruso Iurii Usachev, de visita en Luarca, cree que «no estamos preparados aún para un encuentro con extraterrestres»

 

Marco Menéndez en El Comercio

 

El hombre pisó la Luna por primera vez la madrugada del 21 de julio de 1969. Fueron Neil Armstrong y Edwin Aldrin, a bordo de la misión Apolo 11. Pronto se cumplirán 50 años de esa gesta. Por eso, el Parque de la Vida está organizando una serie de actividades relacionadas con el espacio y la primera tuvo lugar ayer, con la visita a Luarca del cosmonauta ruso Iurii Usachev y su esposa, Vera Usacheva.

 

El salón de actos del instituto Carmen y Severo Ochoa estuvo repleto de estudiantes e invitados. En total, más de trescientas personas entre las que se encontraban el alcalde valdesano, Simón Guardado, y el director del instituto, José Ignacio Nieto, además del catedrático de la Universidad de Oviedo Javier de Cos, la científica María Verdasco y el directivo de Airbús José Manuel González Estévez, entre otros.

 

Usachev (nacido en 1957) fue recibido a los sones de las gaitas y los tambores de la banda la Reina del Truébano y lo agradeció al indicar que «me siento muy cómodo con el ambiente que me habéis preparado». Era el primer cosmonauta que visitaba Asturias y quiso que fuera «un encuentro cercano para que me preguntéis lo que queráis». Y así fue. No rehuyó ninguna cuestión planteada.

 

Este hombre, con cuatro misiones en el espacio y 553 días en las estaciones Mir y Espacial Internacional, explicó lo duros que fueron sus inicios, con siete años de preparación en la Ciudad de las Estrellas, en Rusia, y habló de sus sensaciones en el espacio: «La primera es la ingravidez», que calificó de un «sentimiento de ligereza y euforia», mientras que la segunda fue «ver la Tierra desde el espacio. Nuestro planeta es muy bonito. En un día podemos hacer quince vuelos orbitales, con sus puestas y salidas del sol. También ver las ciudades por la noche, las auroras boreales…».

 

Usachev, que apuntó que no existe diferencia entre cosmonauta y astronauta, sino que el segundo término es el usado por los norteamericanos, se mostró convencido de que «no somos los únicos que estamos en el universo». El problema es que «el ser humano no está preparado aún para un encuentro con extraterrestres». Eso sí, cree que «probablemente alguien a quien no le haga falta la Ciencia sí esté en contacto con gente de otros planetas». Lo que tiene claro es que, «como científico, trabajo para que este contacto se pueda producir».

 

El cosmonauta lamentó todas las agresiones ambientales contra la Tierra que se ven desde el espacio y no se mostró partidario de colonizar otros planetas. «Creo que tenemos que cuidar y proteger el nuestro», explicó. Recordó que el material llevado a la Luna sigue allí como «basura» y apuesta por «desarrollar una técnica para que todo con lo que se llegue a un planeta sea con lo que se salga». Pero cree que «es cuestión de conciencia personal y colectiva. Hay que limpiar y proteger».

 

Otra cosa que tiene muy clara Usachev es que, «cuando vas al espacio eres una persona, pero cuando regresas eres otra». Y él lo demuestra.

Anuncios