La Confederación Hidrográfica limpia el cauce del Esva

43704999--624x350

El Comercio

 

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) comenzó con la retirada de árboles, troncos y ramajes depositados en el río Esva a su paso por Casiellas, en Valdés. Una actuación que está ejecutando la empresa pública Tragsa y que ya ha limpiado las escalas de esta zona del río que impedían acceder a los salmones al capturadero que la consejería tiene instalado en este salto de agua. Esta actuación se enmarca dentro del Plan general de mantenimiento y saneamiento de cauces aprobado por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, presupuestado en casi 600.000 euros, y que se desarrollará hasta julio. Trabajos que permitirán limpiar los cauces de los ríos tras las sucesivas avenidas de agua que las diferentes cuencas del Principado sufrieron con los temporales.