Oblanca: “El acuerdo para combatir el nuevo terrorismo es un gran pacto, y nos sentimos orgullosos de participar en su impulso y en su aprobación”

5232_1

FORO apoya en el Senado las nuevas medidas legislativas para hacer frente al yihadismo

“Esta reforma legislativa nos parece oportuna en el tiempo, y necesaria para disponer de herramientas que permitan combatir, desde el Estado de derecho y desde el imperio de la ley, a los grandes desafíos que plantean las nuevas formas de terrorismo y de captación de terroristas”

El senador de FORO, Isidro Martínez Oblanca, intervino en la noche de ayer en el debate de la Ley Orgánica para disponer de nuevas medidas legislativas frente al nuevo terrorismo yihadista. Para el senador de FORO, “el acuerdo para combatir el nuevo terrorismo es un gran pacto, y nos sentimos orgullosos de participar en su impulso y en su aprobación”.

“Esta reforma legislativa nos parece oportuna en el tiempo, y necesaria para disponer de herramientas que permitan combatir, desde el Estado de derecho y desde el imperio de la ley, a los grandes desafíos que plantean las nuevas formas de terrorismo y de captación de terroristas”, señaló Oblanca en su intervención, al tiempo que recordó que “son medidas legislativas necesarias y en el caso de España con mayor motivo, por nuestra posición geográfica, por nuestra proximidad al Magreb, y porque ya hemos sufrido, con enorme dolor en nuestro propio territorio nacional, aquí en Madrid, el horrible drama de casi dos centenares de muertos y miles de heridos en la espantosa masacre de Atocha, de la que hoy se cumplen once años. Sus familias reclamaron esta mañana, muy cerca de aquí, en La Almudena, unidad a las fuerzas políticas frente al terrorismo. ¡Lástima no habérsela podido ofrecer! “

Intervención íntegra del Senador de FORO (tomada del Diario de Sesiones)

El señor MARTÍNEZ OBLANCA: Muchas gracias, señor presidente.
“Buenas noches a todos.

Mi partido, Foro, con la firma de mi compañero en el Congreso de los Diputados, Enrique Álvarez Sostres, es copartícipe directo en la iniciativa que impulsa en las Cortes Generales esta proposición de ley orgánica por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal en materia de terrorismo. Es obvio que al sumarnos con nuestra firma a la de los grupos parlamentarios del PP y del PSOE, así como de los diputados de Unión del Pueblo Navarro y Coalición Canaria, nuestra posición ante los vetos formulados en el Senado a esta proposición de ley orgánica tenía que ser de rechazo. Consideramos imprescindible dotar al marco legislativo español de un conjunto de nuevas medidas para combatir el terrorismo yihadista. Son medidas que tratan de afrontar los peligros derivados de las fórmulas terroristas que constituyen una amenaza creciente a la comunidad internacional. En el caso de España con mayor motivo, por nuestra posición geográfica, por nuestra proximidad al Magreb, y porque ya hemos sufrido, con enorme dolor en nuestro propio territorio nacional, aquí en Madrid, el horrible drama de casi dos centenares de muertos y miles de heridos en la espantosa masacre de Atocha, de la que hoy se cumplen once años. Sus familias reclamaron esta mañana, muy cerca de aquí, en La Almudena, unidad a las fuerzas políticas frente al terrorismo. ¡Lástima no habérsela podido ofrecer!

Las medidas que hoy son, repito, imprescindibles en nuestra legislación, están basadas en el mandato del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas de 24 de septiembre, que define con su resolución 2178 los nuevos peligros y riesgos que acechan al mundo relacionados con esta materia. Con esta ley necesaria añadimos en el cuadro legislativo nacional nuevas medidas que se incorporan a las que ya disponemos para tratar de atajar la acción de bandas armadas, de cuya crueldad y criminalidad también sabemos en España con larguísima y dolorosa experiencia. Por eso nos hubiese gustado no solamente que no se hubiesen producido vetos al trámite de esta ley, sino que el acuerdo para impulsar este proyecto de ley orgánica hubiese sido mucho mayor. Por supuesto, la iniciativa parlamentaria es susceptible de mejoras, pero en absoluto es susceptible de rechazo en forma de vetos.

Nosotros en el trámite del Senado hemos presentado una enmienda, que fue rechazada por 17 votos en contra y 3 abstenciones en la Comisión de Justicia, pero por aquello de la hiperproducción de iniciativas y multitud de enmiendas en el variopinto Grupo Parlamentario Mixto, en los días previos a la celebración de este larguísimo Pleno, la correspondiente presentación del voto particular se deslizó hacia el olvido y no ha podido ser presentada y defendida en esta sesión, como hubiese sido nuestra intención. Tampoco ha podido ser corregido nuestro despiste en aplicación del Reglamento de la Cámara. Permítanme en todo caso aprovechar mi presencia en esta tribuna para señalar que la enmienda de Foro pretendía clarificar y aplicar una terminología que identifica la actividad terrorista con la financiación. Consideramos que en el texto se emplea una terminología jurídica indeterminada, que puede permitir el escabullir ante la ley los apoyos económicos a la actividad criminal. Era una mejora técnica al redactar con conceptos bien definidos y sin generalidades, de ahí que nuestro deseo era emplear expresamente la palabra financiación en la redacción del artículo 576, párrafo primero.

En todo caso, señorías, como dije al principio de mi intervención, aparte de nuestro deseo interruptus de incorporar estas mejoras en el texto de esta iniciativa, a nosotros esta reforma legislativa nos parece oportuna en el tiempo, y necesaria para disponer desde ya de herramientas que permitan combatir, desde el Estado de derecho y desde el imperio de la ley, a los grandes desafíos que plantean las nuevas formas de terrorismo y de captación de terroristas. Este es un asunto de Estado, y como tal lo hemos interpretado desde el primer contacto que el Partido Popular y su grupo parlamentario en el Congreso mantuvo con nuestro representante. Por eso votamos en contra de los vetos, y ahora apoyaré el texto final de esta ley en su paso por el Senado. Confiamos en la utilidad de estos nuevos instrumentos legislativos, que surgen para combatir de frente a los entramados terroristas, capacitarlos legalmente para atacarlos con instrumentos que permitan su prevención y perseguirlos, perseguirlos hasta su derrota porque esa es la irrenunciable aspiración de una sociedad libre: vencer a los malvados. Este acuerdo para combatir el nuevo terrorismo es un gran pacto, y nos sentimos orgullosos de participar en su impulso y en su aprobación.

Muchas gracias, señor presidente”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s